viernes, 14 de octubre de 2016

Mike Y Dave Buscan Rollo Serio

La importancia de buscar una buena pareja 

Dentro del género de la comedia existen muchos tipos de películas. Están las comedias absurdas, donde los reyes fueron los Monty Phyton y su La vida de Brian, las parodias, como toda la saga de Scary Movie y Agárralo como puedas; o la comedia negra, donde el ejemplo más claro es Snatch, Cerdos y diamantes. Pero si hay un tipo de comedia totalmente denostado es el de la comedia juvenil. La película que hemos tenido ocasión de ver esta vez se enmarca dentro de este último tipo de comedia.

Mike y Dave buscan rollo serio (título bastante desafortunado en comparación con el original, y más fiel, Mike and Dave need weddings dates) nos presenta a Mike y Dave, dos hermanos juerguistas y muy unidos, quienes son el infierno de su familia en todas las celebraciones familiares. Por supuesto, ellos no se ven como tal, pero sus padres, con motivo de la boda de la hermana de los chicos, les exigen una única cosa para que puedan asistir al enlace, tienen que ir con una chica cada uno, y la elegida tiene que ser una persona formal. Por el otro lado, Alice y Tatiana son dos amigas sin éxito en la vida a las que les gusta drogarse y ligar. Al descubrir el anuncio de Mike y Dave donde dicen buscar pareja para ir a la boda, las chicas deciden fingir ser responsables para ligarse a los chicos y así poder ir a Hawaii, donde se celebrará la boda, de vacaciones.

Detrás de esta premisa tan manida y que nos recuerda a tantas películas nos encontramos con una cinta consciente de lo que es y del publico al que quiere dirigirse. Y que además sabe perfectamente cómo dirigirse a él. No intenta sorprender al espectador con giros de guión ni situaciones que no hayamos visto, sino que se vale de la química de sus actores, y de un texto bastante inspirado en algunos chistes, para construir unas situaciones que no por ser alocadas dejan de ser creíbles para muchos chicos y chicas jóvenes actuales.

La película está protagonizada por Zac Efron, quien hace mucho tiempo que dejó atrás el sambenito de High School Musical, Adam DeVine, a quien los seriefilos han podido ver en las últimas temporadas de Modern Family, Anna Kendrick, nominada al Oscar por Up In The Air, y Aubrey Plaza, siempre recordada por muchos, yo incluido, por su papel en la serie Parks And Recreations. Como es evidente, el peso cómico de la cinta recae en los dos actores más enfocados a la comedia del grupo, DeVine y Plaza, pero eso no significa que Efron y Kendrick no hagan una actuación cómica a la altura. La química desprendida entre las parejas Efron-DeVine y Plaza-Kendrick es uno de los grandes alicientes para ir a ver esta cinta, os lo aseguro.
Como ya dije antes, el guión de esta película no inventa nada ni trata de sorprender al espectador. Su fuerte, y en lo que se sustentan todas estas películas, son los golpes de humor que encadenan y arrastran a lo largo de todos los minutos de cinta. Y no os miento si os digo que, de todas las películas del rollo que he visto en estos últimos años, es una de las que más satisfactorio me parece el resultado final. Los chistes recurrentes que tiene, que son unos cuantos, nunca terminan de cansar, sin importar las veces que los hagan, porque están bien introducidos en la acción y buscando su momento justo. Las relaciones de los personajes son muy básicas y accesibles. La acción transcurre de forma previsible. Lo que al principio era A, acaba siendo B sin sorpresas. Son cosas que, aunque parezcan en su contra, acaban jugando a favor de la película; pues su objetivo es que el espectador no se aburra. Sacrifican personajes más tridimensionales en favor de crear situaciones más cómicas.

En resumen, el objetivo final de esta cinta no es otro que buscar el entretenimiento y disfrute de todos los espectadores. Por eso no sorprende que Mike y Dave buscan rollo serio sea una comedia ligera que se puede ver sin miedo a perderse y con la seguridad de que acabarás con una sonrisa en la cara. Y está muy orgullosa de serlo. Así que no lo dudéis, si queréis pasar una hora y media divertidísima, o si solo queréis desconectar el cerebro un rato, esta es la película que debéis ir al cine a ver. Comprad grandes paquetes de palomitas, algo de beber, y dejad que Mike y Dave os muestren lo duro que es ser el gracioso de la familia. 

0 comentarios:

Publicar un comentario