sábado, 30 de julio de 2016

Star Trek Más Allá

Larga vida y prosperidad


El pasado Miércoles 27 de Julio tuvimos la ocasión de asistir a un preestreno para fans de la película Star Trek Más Allá (Star Trek Beyond, 2016) y la verdad es que no podemos quejarnos.

Después de una larga travesía explorando el universo y protegiéndolo de sus peligros, la nave Enterprise vuelve a la Tierra para descansar un tiempo. Pero su descanso durará poco, pues pronto reciben la misión de ir a investigar un nuevo territorio desconocido donde una raza alienígena dice haber sido atacada, allí tendrán que enfrentarse a un nuevo enemigo que amenaza con destruir la paz que tanto se ha tardado en conseguir.

Star Trek Más Allá constituye la tercera parte de la saga moderna de Star Trek, esa serie espacial de los 60 considerada la rival de Star Wars; aunque en mi opinión las dos sagas son capaces de vivir en el corazón de cualquier persona sin ningún problema.

Dirigida por Justin Lin (Fast And Furious 4, 5 y 6) y protagonizada por el mismo elenco de actores de las anteriores entregas, en Star Trek Más Allá encontramos más humor y evolución en los personajes de lo que podríamos esperar antes de entrar a verla. El director, claramente experimentado en el cine de acción, nos regala una sucesión de escenas adrenalíticas y cambios de la situación de los personajes que hacen que el espectador no se aburra ni pierda en interés en la cinta fácilmente. Además de eso, y muy inspirado en el legado de las anteriores películas de la saga, encontramos una estética visual muy cuidada y un cuidado por la coherencia de los planos con lo anterior que hace sentir que no estamos viendo una tercera parte, sino un trozo más de toda una obra única.
En el apartado de guion es donde pongo cierta reticencia a la calidad de esta película en cuanto a su antecesoras. El guion de Star Trek Más allá es correcto y contiene algunos giros y evoluciones de situación muy originales; pero palidece en cuanto al factor ritmo en algunos tramos cortos. Antes he dicho que el director conseguía grandes escenas, y lo mantengo; pero entre medias de éstas, en las escenas de transición y/o relleno, el espectador puede desconectar unos segundos de la historia y si se descuida, perder la atención en la cinta. Por suerte para todos, estas escenas no abundan. Escrito por Doug Jung y Simon Pegg, ambos primerizos como guionista de la saga, el guion está plagado de chistes para rebajar la tensión que ayudan mucho y bien a que la película sea más placentera y dinámica.

Aunque en las películas de acción las actuaciones nunca sean lo más destacado de ellas, en esta que nos ocupa podemos encontrar algunas que son,cuanto menos, interesantes. Chris Pine sigue interpretando al Capitan Kirk y si viéramos todas las películas de la saga en maratón, podríamos ver cómo el actor ha ido cogiendo las riendas del personaje y dotándole de personalidad hasta construir un personaje con el que conseguimos sufrir y emocionarnos sin ningún pudor. Zachary Quinto, quien interpreta al Sr. Spock, continua la evolución de su personaje mostrándonos la vulnerabilidad que alberga y haciendo las delicias de sus más fervientes admiradores con su sentido de la lealtad y del amor. El personaje revelación de la película, al menos para mí, ha sido el del Doctor Leonard "Bones" McCoy, quien se descubre como el gran alivio cómico de la cinta. Sus conversaciones con el Sr. Spock son lo más divertido que se ha visto en la saga de lejos. No podemos olvidarnos, por desgracia, de Anton Yelchin, quien murió recientemente y al que le dedicamos un articulo (este) cuando ocurrió ese triste suceso.

La película ha tenido un presupuesto bastante abultado, unos 185 millones de dolares, y eso se nota en las batallas espaciales y en tierra a las que asistimos y que sinceramente no se podrían mejorar actualmente. Otro aspecto donde se han gastado mucho dinero es en la creación de decorados y de seres extraterrestres, haciendo creíbles tanto las fastuosas naves donde se desarrolla la acción como los diversos seres que vemos. 

En definitiva, Star Trek Más Allá es lo que promete, un divertimento muy bien hecho y muy espectacular que no aburre y que consigue que los más fans, y los que no lo sean tanto, se lo pasen genial en una sala de cine. Además, demuestra que las secuelas no tienen que ser malas por definición si se cuidan aspectos tan básicos como el guion, la dirección, los actores y la espectacularidad. No creo que se pida mucho. Así que, no perdáis el tiempo y reservad el día 19 de agosto de 2016 para ir al cine y ver esta película. Larga vida y muchas palomitas para todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario