.

viernes, 15 de julio de 2016

Election: La Noche de las Bestias


El más difícil todavía 


Los de Blumhouse Productions tienen una flor en el culo. No en vano, desde que nacieron hace 16 años producen películas que cuestan poco y recaudan auténticas barbaridades. Para hacernos una idea, la primera de 'La Purga' recaudó solo en su primer fin de semana, 35 millones de dólares, habiendo costado... 3 millones. 
No es de extrañar que Universal esté como loca de contenta teniendo su propia franquicia de "terror" al estilo 'Saw'. Con la premisa argumental de la noche de la purga anual, podemos hacer entregas como churros. Eso Universal lo sabe. Por eso se la encargó a Blumhouse, que sabe dar a la gente lo que busca.

Esta tercera entrega comparte chulazo protagonista con la secuela anterior, 'The Purge: Anarchy'. Frank Grillo vuelve a ser Leo Barnes, pero esta vez es el jefe de seguridad de la senadora Charlene Roan, una candidata a la presidencia contraria a la purga. Charlene no es otra que Elizabeth Mitchell, la inolvidable Juliet de 'Lost'. 
Conviene recordar que Grillo está muy activo en el género de terror, ya que entre entrega y entrega de 'The Purge' ya hizo 'Demonic' el año pasado. Una cinta que al firmante le gustó más que la cacareada y también de Blumhouse, 'Insidious'. Cosas de gustos. Y de chulazos.



James DeMonaco pertenece ya inevitablemente a esta saga para toda su vida. Él mismo vuelve a escribir y dirigir esta entrega. El neoyorquino ha ido creando una esencia propia alejada del ciclo habitual de desgaste de otras sagas de terror. La primera entrega fue una correcta muestra de  home invasion pero nada más. La más cercana al concepto de terror convencional de lo que llevamos de saga, pero también la más anodina. 
'The Purge: Anarchy' metió un chute de acción a la saga, con el acierto de trasladar la trama a las calles llenas de pirados, logrando una entrega muy superior a la primera. Con la secuela, DeMonaco puso los cojones encima de la mesa y demostró que le queda mucho que ofrecer. 

'The Purge: Election Year' es la entrega más redonda hasta la fecha. El planteamiento, en torno a la senadora que esta pisándole los talones a "Los Nuevos Padres Fundadores" es una genialidad que insufla nuevos aires al legado de 'Anarchy'. La saga tiene cada vez más acción y menos terror tal y como lo entendemos, pero no importa. 'Election' sabe lo que ofrecer. El guion es el mejor de las tres entregas, con momentos reflexivos e incluso de denuncia de la pasividad ante la barbarie que vivimos en Occidente. Pero no se queda ahí: es un derroche de fuegos artificiales, de miedo, de personajes coherentes que evolucionan; de dramas previsibles casi de lagrimita y de mucho desenfreno.

Me tengo que morder la lengua (o el teclado) para no escribir sobre los mejores momentos de la película, con un humor negro latente que le sienta a las mil maravillas. En lo técnico  y visual también da más. Una de las bazas del film anterior fue el "ornamento de la muerte", con asesinos recargados de complementos mortales que sientan genial. Aquí, van un paso más allá. Los disfraces, coches y armas tuneadas lucen espectaculares y, aunque puede parecer fuera de tono, en un contexto así tendríamos atuendos para todos los gustos, queramos o no. 



Frank Grillo está a punto de tener su propia 'Jungla de Cristal' y yo que me alegro, porque verlo en la pantalla es un derroche de gusto para los sentidos. Cierto es que su registro no es tan amplio como el de Elizabeth Mitchell, pero nos da igual. Nos creemos todo lo que pasa, los giros locos y el final complaciente. A ellos dos les acompañan un montón de secundarios de lo más diverso. En cada uno de ellos hay un trasfondo político que es en esta película donde se desarrolla en su plenitud, aunque lleva tocándose desde la primera entrega. Porque el guion y la dirección son muy buenos. DeMonaco nos quiere mucho. Lo mejor de esta saga es lo inusitado de superarse en cada entrega, en un mundillo acostumbrado a secuelas sin identidad sucumbidas a la taquilla fácil.



'The Purge', con tres entregas, ya es mejor que toda la saga de 'Saw'. Jigsaw está llorando en un rincón. Si te gustó 'Anarchy', vas a adorar 'Election Year'. Si no conoces la saga, ya va siendo hora. Una pena que la primera entrega sea la peor y no represente el punto de vista de las siguientes, pues eso echará para atrás a futuros seguidores. Para los fans de La Purga Anual, no ha podido haber mejor regalo. La única pega es que el personaje de Frank Grillo no sienta necesidad de ducharse entre tanto ajetreo para regalarnos un frontal que merecemos. Bueno, eso y que aún no sabemos si habrá cuarta entrega. Yo digo sí. Recomendable a más no poder. Le hemos puesto un nueve tan grande como la virilidad de Grillo. No se lleva el diez porque el título en castellano es un horror, como el de toda la saga. Coge un bol de palomitas y prepárate para lanzarlas en la purga. Dios bendiga a América, una nación renacida. 



0 comentarios:

Publicar un comentario