lunes, 16 de mayo de 2016

X-Men: Apocalipsis

X-Men: Apocalipsis

Desde el inicio de los tiempos Apocalipsis, el mutante más poderoso que ha existido nunca, era adorado como un dios mientras acumulaba los poderes del resto de mutantes convirtiéndose en un ser inmortal. Tras miles de años dormido, despierta en un mundo que no le gusta y por ello recluta un equipo, encabezado por Magneto, para acabar con toda la humanidad y crear un nuevo orden mundial. Pero el Profesor X, con la ayuda de Mística, se unirá a un grupo de jóvenes mutantes para tratar de detener al mayor enemigo contra el que se hayan enfrentado jamás. 

Nos encontramos con la pincelada final del proyecto de Bryan Signer de poner la franquicia cinematográfica de los mutantes al lugar donde pertenece, arreglando el destrozo de La decisión final. Después de, unas bastante notables, Primera generación y Días del futuro pasado, Apocalipsis nos presenta, por fin, el "origen" de los X-Men tal y cómo los conocemos.

A nivel narrativo, la película se toma su tiempo en presentarte a los nuevos personajes y la evolución de los ya conocidos en esta nueva trilogía. Es ya a mitad de película cuando empezamos a ver acción, subiendo el nivel exponencialmente hasta culminar de una forma muy épica. En cuanto el apartado mas técnico, la banda sonora es correcta y cumple su función, incluso hay momentos en que el montaje de la música está al nivel de Guardianes de la Galaxia, pero sólo son momentos puntuales. La caracterización de los personajes en general queda manchada por detalles como la falta de azul en la piel de Bestia y Mística durante la mayor parte del film y los uniformes sosanias que para mi gusto son  introducidos de una similar a la de las anteriores entregas y un poco forzado ya... Aunque sólo hay que ver al Profesor X en el póster para saber que se ha hecho un gran trabajo.

Con respecto a la comparativa con los cómics, se ve la intención de ser fiel y a la vez evitar contar otra historia distinta, cosa que es de agradecer, como por ejemplo el origen de Ángel/Arcángel o las nuevas versiones de Jean Grey y Scott Summers. Aunque hay cosas que no cuadran, como hacer de Mística una heroína o algunos detalles de Quicksilver, que tiene el mismo papel que en la película anterior. En cuanto a Apocalipsis, aunque no sea exactamente el mismo villano que en los cómics, hace su papel a la perfección.

Para terminar mi primera crítica, sólo decir que X-Men: Apocalipsis es una película divertida y emocionante que no te dejará indiferente, imprescindible si eres fan de Marvel y la excusa perfecta para salir al cine y cenar palomitas.

0 comentarios:

Publicar un comentario