domingo, 20 de marzo de 2016

El Regalo

Lo que hacemos en nuestro pasado, tiene su eco en el presente

En el cine existe un modo de hacer películas muy seguido, y muy disfrutable, que basa su potencial en generar en el espectador una sensación de incomodidad, llegando a agobiar y tener una atmósfera asfixiante. La película de la que vamos a hablaros hoy es de las que lo intentan, y además consiguen con solvencia todo lo que se proponen.

El Regalo nos muestra a una joven pareja que se acaba de mudar de ciudad y que un día, por azar, se encuentran con un antiguo compañero de clase del marido. Desde ese momento la vida del joven matrimonio se verá alterada por diversos regalos y visitas que dicho joven les irá haciendo.


Como suele ser habitual en este tipo de películas, hablar de El Regalo es harto complicado si no se quiere desvelar demasiado de su trama y romper ciertas sorpresas que el espectador pueda llevarse. Escrita y dirigida por Joel Edgerton, esta opera prima fue una de las revelaciones del Festival de Sitges 2015, llevándose el premio de Mejor Actor para el director, quien se reserva uno de los mejores y más jugosos papeles de la cinta, el del viejo compañero que no deja de regalarles cosas y visitarles.

Otros actores de la película son Jason Bateman, a quien estamos más acostumbrados a ver en comedias y cintas de corte menos serio, y Rebecca Hall, actriz británica que se dio a conocer mundialmente con cintas como El Prestigio y Vicky Cristina Barcelona. Ambos hacen dos actuaciones muy buenas, destacando Rebecca Hall en la evolución de su personaje.

Lo único reprochable a El Regalo es que el director peca de primerizo y alarga ciertas situaciones, dando una sensación de bajada de ritmo narrativo que puede lastrar a quien no haya conseguido entrar en la atmósfera planteada. Aún con eso, la película tiene un ritmo y estilo soberbios y un guion que, aunque de inicio esté visto miles de veces, sabe desmarcarse de lo convencional respecto se van desvelando los misterios de la historia.


En resumen, estamos ante una de las mejores películas del genero hechas en el último año, y también ante una muy estimulante que nos hará pensar en nuestras acciones de juventud y en las posibles repercusiones que estas pueden traernos a nuestro presente. No lo dudéis, compraos un gigantesco bol de palomitas, id al cine a verla, dejad que su guion os atrape y recapacitad sobre vuestro pasado, no vayáis a tener cosas que no queréis que se sepan.

0 comentarios:

Publicar un comentario