domingo, 17 de enero de 2016

Los Odiosos Ocho


El excesivo Tarantino

Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de ir como siempre al Cinesa de Mendez Alvaro a ver Los Odiosos Ocho (The Hateful Eight, 2015), la última película de Quentin Tarantino, y hemos salido muy contentos con el resultado

Los odiosos Ocho trata de un grupo de personas que coinciden en una parada de diligencias durante una ventisca. El grupo está formado por dos cazarecompensas, la fugitiva a la que tiene presa uno de ellos, el sheriff de un pueblo cercano, el verdugo de dicho pueblo, un antiguo general confederado, un vaquero local y el hombre que está al cuidado de la parada. Mientras la ventisca se va haciendo más fuerte, el grupo va dándose cuenta de que es posible que no salgan todos de allí con vida. 

La verdad es que es complicado hablar de Quentin Tarantino sin usar la palabra "excesos", y es que una cosa que caracteriza a este director es su amor por mostrar la mayor cantidad de sangre y vísceras posible en sus películas, sin llegar con eso a ser escatológico. Como imaginareis, en esta ocasión no es distinto y Los Odiosos Ocho (título que a quien esto firma le horroriza) está llena de sangre, vísceras y frases de alto contenido sexual y malsonante. Y a mí eso me encanta. 

La película tiene un guión muy acertado, como Tarantino nos tiene acostumbrados los últimos años, donde, después de una hora de presentaciones y preparación para la acción, nos deleita con una sucesión de escenas llenas de humor y frases lapidarias como solo Quentin sabe escribir. Y aunque esa primera hora pueda llegar a ser lenta, en ningún momento cansa ni aburre. Una queja que podríamos encontrar a la cinta es que es excesivamente referencial con la filmografía del director, llegando a tener frases o situaciones que son claros homenajes y copias del director a sí mismo, para disfrute de todos sus fans. 
Destacan sobre todo la fotografía, nominación al Oscar que tiene, y unas actuaciones increíbles, especialmente la de Jennifer Jason Leigh haciendo de la fugitiva a la que llevan de prisionara ante la justicia y que es una mujer muy perturbada, actuación que le ha valido una nominación al Oscar a Mejor Actriz Secundaria. En mi opinión, la Banda Sonora no destaca tanto como cabría esperar del compositor y el estilo que se le pedía, pero eso no quita que tenga unas melodías muy acertadas y que acompañan a la película y la ayudan a crecer.

En definitiva, Tarantino lo ha vuelto a hacer. Los Odiosos Ocho es una cinta muy disfrutable y que no deja indiferente a nadie, ya sea por sus excesos, su guión o por lo pasado de vueltas que acaba pareciendo todo en el cine del director. El mejor consejo que puedo daros es que os acerquéis al cine más cercano a vuestra casa, entréis a verla y os dejéis sumergir en esta historia donde no puedes fiarte de nadie, y al mismo tiempo, debes fiarte de alguien para sobrevivir. Y por favor, no olvidéis vuestro cubo de palomitas. Esta película lo exige.

2 comentarios:

  1. De una película cuyo título de crédito principal es "EL OCTAVO FILM DE TARANTINO" sólo puedes esperar un homenaje descomunal a un ego superlativo. Me encannta.

    ResponderEliminar
  2. http://santiagosolera.blogspot.com.es/2016/02/odiosos-ocho-o-como-ocultar-fantasmas.html?m=1

    ResponderEliminar