viernes, 31 de julio de 2015

Ant-Man


O cuando algo grande puede hacerse pequeño


Esta semana, aprovechando las vacaciones y el buen precio que tiene ir los miércoles al cine en Cinesa, hemos ido a ver Ant-Man, la última película del universo Marvel, y no sabemos bien si nos ha gustado.


Ant-Man, para quien no lo sepa, cuenta la historia de Scott Lang, un ladrón muy habilidoso que acaba de salir de la cárcel y ante la imposibilidad de encontrar trabajo, decide entrar en la casa de un hombre rico para robar. Allí descubre que lo único que esconde este hombre es un misterioso traje que le da la capacidad de reducir su tamaño y la capacidad de comunicarse con las hormigas.


Así comienza el blockbuster comiquero del verano, y la última película de la llamada Fase 2 del universo Marvel. Siendo totalmente justos, la película juega en desventaja respecto al resto de películas del universo. No ya por la proximidad de ésta a la anterior cinta de la Fase, Vengadores 2; sino por su nulo interés en transgredir o reinventar nada. Ant-man, como película ajena a cualquier franquicia, sería una cinta digna y disfrutable; pero encuandrandose en el final de una etapa del universo, acaba creando una sensación de insatisfacción que resulta molesta.


Ant-Man está protagonizada por Paul Rudd, a quien muchos conocerán como Mike Hannigan, de las últimas temporadas de Friends, quien hace lo que puede con el plano papel que le dan. Otros actores de la cinta son Michael Douglas, quien se deja llevar, Corey Stoll, el cual parece estar en otra película más seria, y Evangeline Lilly, la eterna Kate de Perdidos, quien deja ver su hermosura durante la cinta sin más pretensión que estar ahí.

En definitiva, Ant-Man no cambiará la historia del cine, ni de la franquicia Marvel; pero es una más que buena opción si tu objetivo es ver algo sencillo y ameno. Y si además puedes escapar del calor durante dos horas, mejor que sea con algo entretenido. Ah, y por supuesto, no olvidéis disfrutar de este blockbuster con un buen cajón de palomitas, la ocasión lo merece.

0 comentarios:

Publicar un comentario