domingo, 19 de abril de 2015

Cenicienta

Vuelve el mundo de las hadas madrinas

Últimamente parece que Disney nos trae los viejos clásicos, pero esta vez con personas reales en lugar de animación y es que los cuentos clásicos nunca pasan de moda.

Después de ver en 2010 Alicia en el país de las maravillas, vemos otro clásico, Cenicienta, y ya esta confirmado que Tim Burton dará a luz otro clásico, Dumbo. ¿Y es que a Disney ya se le han agotado las ideas?

Esta vez es Kenneth Branagh (Trabajos de amor perdidos, Mucho ruido pocas nueces), amante de los grandes clásicos el que dirige este film inolvidable de Disney.

Todos recordamos la película de animación de 1950, en la que una humilde campesina, Cenicienta (Lily James),  se ve obligada a trabajar como sirvienta de su malvada madrastra (Cate Blanchett) y sus dos horribles hermanastras después de la muerte de su padre, pero todo cambia cuando conoce al principe del reino (Richard Madden)

Pues bien, la historia es la misma, de hecho hay guiños al clásico de animación como es el ratón Gus Gus o el Bibidi Babidi Bu del hada madrina (Helena Bonham Carter). 

La película se hace bastante lenta al principio sobre todo por las pobres interpretaciones del padre y la madre de Cenicienta (Ben Chaplin y Hayley Atwell), a medida que avanza el film los personajes principales hacen más llevadera la pelicula, cabe destacar a Richard Madden (Juego de tronos) por su interpretación del príncipe y a Cate Blanchett (El señor de los anillos) que nos hace temer y odiar una vez más a la malvada madrastra y a su temible gato Lucifer, sin duda sabe siempre como mostrar un lado temible.

Lo que sin duda llama más la atención son los colores brillantes, el cuidado de los detalles y el juego que hace con ellos Branagh, algo que ya destaca en otras de sus películas. El vestuario de la madrastra por ejemplo baila entre el verde oscuro y el amarillo representando la envidia y el afán de riqueza, al contrario del príncipe que es un verde más brillante representando la esperanza.

La banda sonora nos transporta continuamente a los recuerdos de la infancia cuando disfrutábamos del clásico de animación. Sin duda un film de Disney para los niños que disfrutarán al igual que hicimos nosotros de esta desdichada historia siempre con un final feliz y muchas palomitas.

0 comentarios:

Publicar un comentario