martes, 5 de noviembre de 2013

El cine y España

¿Porqué cada vez hay menos cines?

Últimamente se está hablando mucho sobre el cine en España. Cada vez son más salas las que desaparecen en España. Se hecha mucho la culpa a la piratería, pero sinceramente, después de lo que vimos en "La Fiesta del Cine" ¿podemos seguir echando la culpa a la piratería?

Se tiene que reconocer que el cine cada vez es más y más caro. Pongamos un ejemplo: Una pareja va al cine un fin de semana, cada entrada (en Madrid) vale aproximadamente 9,60€, sin contar 3D o butacas VIP. Si a ese precio le sumamos las palomitas y la coca-cola, unos 9 € (suponiendo que compartimos), se nos pone una velada de cine por 28,20 €. Cuando termina la película, no nos vamos a casa, si no que nos vamos a cenar o a tomar unas copas, o ambas. La noche con cine nos sale más o menos a unos 30 o 40 € por cabeza.

En un país que esta en crisis, que necesita la cultura y la distracción de los males diarios como el comer. ¿Es normal que nos gastemos en una noche ese dineral?. Claro que la gente sigue yendo al cine, pero no como antes. Antes íbamos al cine todas las semana y a veces dos veces. Teníamos sesiones dobles, donde podíamos ver un par de películas (aunque no fueran de estreno), por un precio asequible. Ahora, si podemos ir una vez al mes, o cada dos meses, nos damos con un canto en los dientes.

Ahora el español medio, mira muy mucho que película ver en el cine. Porque pagar 10 e por ver una peli y salir del cine echando pestes, no nos gusta. Y si, queremos ver más de una película al mes, pero a estos precios ¿Quien se lo puede permitir?

Como cada vez hay menos salas, no ponen todas las películas que queremos ver en nuestro cine, sobre todo películas españolas, que aparte de proyectarlas en menos salas, también se proyectan durante mucho menos tiempo. ¿Es así como España fomenta su producto nacional?

Pero claro, con ministros españoles como Cristobal Montoro que dice "Los problemas del cine español tienen que ver también con su calidad", como España va a confiar en su cine. Y si no lo hacemos los españoles, ¿como van a querer ver películas nuestras la gente de fuera?.

Creo que después de las colas kilométricas que vimos en La Fiesta del Cine, nos tendríamos que empezar a plantear bajar las entradas del cine, y empezar a hacer el cine más asequible para la gente de a pie, que es principalmente para quien se hacen las películas, y no solo para críticos, o para ganar premios. Pensamos que así el cine sacaría más beneficio y quizá generase también muchos puestos de trabajo, que en los tiempos que corren es realmente lo que hace falta.

Así que desde No hay cine sin palomitas, rogamos que el gobierno y las salas de cine, piensen y recapaciten si no sería más rentable bajar los precios para fomentar el cine, en lugar de seguir fomentando la piratería, porque reconozcamoslo, el ser humano necesita el cine.

0 comentarios:

Publicar un comentario